Ordenanza de regulación y control de la vía pública

EL GOBIERNO MUNICIPAL DEL CANTÓN ZARUMA

C O N S I D E R A N D O 

Que es necesario organizar y ordenar el uso de la vía pública, entendida por tal las avenidas, calles, pasajes, aceras, escalinatas, etc. que abarcan actividades relacionadas con la circulación de vehículos y peatones.

Que dentro del estudio técnico del Plan de Ordenamiento de Tránsito y Transporte para la ciudad de Zaruma, se prevé la regulación del tránsito peatonal y vehicular, a través de la implantación de ordenanzas y resoluciones emitidas por el Cabildo.

Que en ejercicio de las atribuciones que le confieren los artículos 64 y 126 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal.

E X P I D E

La siguiente:

ORDENANZA DE REGULACIÓN Y CONTROL DE LA VÍA PÚBLICA PARA EL CANTÓN ZARUMA

CAPÍTULO I

GENERALIDADES

Art. 1.- Para el cumplimiento de los fines municipales relacionados con el uso de la vía pública, el Gobierno Municipal de Zaruma, es la entidad encargada de planificar, regular, normar, concesionar, gestionar, organizar y fiscalizar el uso de la vía pública y coordinar las labores de control a través de la Comisaría Municipal, quien podrá sancionar a aquellos que estén contraviniendo las disposiciones de esta ordenanza por mal uso de la vía pública.

Art. 2.- La presente ordenanza será aplicable al uso de la vía pública que realizan los servicios de transporte de pasajeros, colectivo o individual, de carga, turístico, escolar, institucional y particular, que se efectúe con vehículos motorizados, de tracción humana, mecánica o animal, así como a los pasajeros y peatones que circulen por las calles, caminos, pasajes, escalinatas y más vías públicas rurales o urbanas, caminos vecinales o particulares destinados al uso público, pertenecientes a la jurisdicción del cantón Zaruma.

Art. 3.- Para los efectos de esta ordenanza, por vía pública se entiende las calles, plazas, parques, pasajes, portales, aceras, puentes, escalinatas, parterres, pasadizos, callejones y todos los lugares de posible tránsito y sus anexos.

Se entenderá como espacio público, todo el entorno necesario para que el desplazamiento de las personas por la vía pública, el mismo que no será afectado en forma directa o indirecta por ruidos, malos olores, insalubridad u otras situaciones similares que afecten a la salud, seguridad de los habitantes o que atenten contra el decoro y buenas costumbres.

Art. 4.- La ciudad de Zaruma, se divide en los siguientes sectores:

  • Zona central y
  • Zonas periféricas.

ZONA CENTRAL: La zona central se circunscribe al territorio determinado por las siguientes calles: San Francisco, Pichincha, 10 de Agosto, Bolívar, Colón, La Independencia, 9 de Octubre, 26 de Noviembre, 29 de Noviembre, Ernesto Castro Luis A. Crespo, avenida Reinaldo Espinosa, Gil Gilbert, José Antonio Jara, El Sexmo, avenida Honorato Márquez, avenida El Oro, avenida Alonso de Mercadillo, avenida Isidro Ayora, Colina La Libertad; Sucre.

ZONAS PERIFÉRICAS: Serán consideradas como tal, todas aquellas que queden fuera de la zona central pero dentro del perímetro urbano.

Art. 5.- Corresponde al Gobierno Municipal:

1. Organizar, planificar, regular y fiscalizar el transporte y uso de la vía pública del cantón Zaruma, que comprende el sistema vial, estacionamiento; paradas y terminales de buses, taxis; vehículos de carga liviana y pesada; transporte escolar y turístico, transporte público y privado; ubicación de vitrinas, kioscos, letreros, etc.

2. Determinar, otorgar, modificar, revocar o suspender los sitios de terminales de transporte, estacionamiento de transporte masivo de pasajeros, taxis, carga y parada de buses, de acuerdo a la planificación técnica y resoluciones que dicte el Gobierno Municipal;

3. Precautelar la contaminación ambiental, atmosférica y de ruidos, conforme a las normas establecidas por la Unidad de Gestión Ambiental, en coordinación con la Policía Nacional y la Comisaría Municipal;

4. Reglamentar, fiscalizar, administrar y coordinar las labores de control del estacionamiento en la vía pública; y,

5. Coordinar con la Policía Nacional a través de la Sub-Jefatura de Tránsito, el control y cumplimiento de las resoluciones, regulaciones, normas de uso de la vía pública y esta ordenanza.

Art. 6.- Las vías públicas deberán destinarse a cumplir su objetivo. Por tanto prohíbase en las vías públicas:

1. Destinar las calzadas de calles o caminos a otro uso que no sea el tránsito de vehículos;

2. Destinar las aceras o vías peatonales a otro uso que no sea el tránsito de peatones;

3. Practicar cualquier juego o deporte y realizar cualquier tipo de eventos como marchas, manifestaciones y otros que afecten la circulación vehicular y peatonal, sin la autorización municipal correspondiente;

4. Ejercer el comercio de cualquier clase ya sea ambulante o estacionado sin permiso municipal;

5. Construir o colocar kioscos, casetas y toda otra instalación similar que entorpezca el tránsito de vehículos, peatones o discapacitados; o también la visibilidad de los conductores sin permiso municipal;

6. Colocar propaganda y otros objetos que puedan entorpecer el tránsito de peatones o vehículos;

7. Ejecutar cualquier trabajo en las aceras o calzadas sin permiso municipal;

8. Depositar escombros y otros materiales sin permiso del Gobierno Municipal;

9. Efectuar trabajos de mecánica en la vía pública y lavar vehículos utilizando para ello infraestructura de servicio público como piletas, hidrantes u otros;

10. Instalar bombas surtidoras de combustibles sin permiso del Gobierno Municipal; y,

11. Dejar animales sueltos o amarrados en forma que pudieren obstaculizar el tránsito y poner en riesgo la integridad de peatones y conductores.

CAPÍTULO II

LA BASURA COMO FORMA DE OBSTRUIR LA VÍA PÚBLICA

Art. 7.- Es obligación de todas las personas que habiten o transiten en la ciudad de Zaruma, no obstruir la vía pública. Les está terminantemente prohibido arrojar basura y desperdicios en las vías o espacios públicos dentro del perímetro urbano.

Es prohibido a los peatones y a las personas que se transportan en vehículos públicos o privados, arrojar basuras o desperdicios a la vía pública.

Art. 8.- La circulación, el estacionamiento y el horario para las faenas de recolección de desechos y carga y descarga de los vehículos, será reglamentada por el Gobierno Municipal.

Art. 9.- Las sanciones que se apliquen a quienes infrinjan las disposiciones de los artículos que anteceden, serán las siguientes:

1. El peatón que infringiere dicha norma y sea encontrado en forma infraganti por un policía municipal o policía nacional, será llamado la atención y de reconocer su infracción y allanarse a la orden de recoger el desperdicio, no se le impondrá sanción alguna.

Si desacata a la autoridad será aprehendido y sancionado como contraventor por el Comisario Municipal.

2. El pasajero que arroje basura a la vía pública desde un transporte público será sancionado con el descenso del vehículo en que se transporte y la pérdida automática del precio del pasaje pagado.

Si lo hiciere desde un vehículo privado, será aprehendido y sancionado como contraventor por el Comisario Municipal.

3. Es prohibido arrojar desperdicios o basura en los lugares y en horarios diversos a los determinados por el Gobierno Municipal, así como dejar en la vía pública cualquier desperdicio o basura que no contenga un recipiente o funda. Quien infrinja esta norma será sancionado como contraventor por el Comisario Municipal.

4. Cuando desde un vehículo se arrojare basura o desechos a la vía pública, que por su volumen debieran ser depositados en los botaderos, el conductor del mismo será detenido inmediatamente y sancionado como contraventor por el Comisario Municipal.

CAPÍTULO III

DE LAS OBLIGACIONES Y DEBERES DE LOS PROPIETARIOS DE LOS PREDIOS URBANOS Y DE SUS INQUILINOS EN RELACIÓN CON EL CUIDADO DE LA VÍA PÚBLICA

Art. 10.- Los propietarios de edificios, casas de habitación y solares son los sujetos pasivos directos de las obligaciones establecidas en esta ordenanza y, solidariamente quienes sean sus inquilinos o que a cualquier título ocupen o habiten en el inmueble.

Las citaciones, sanciones y multas por infracciones a esta ordenanza serán impuestas por el Comisario Municipal al sujeto objetivamente relacionado directa o indirectamente con la infracción, independientemente de que las sanciones económicas se repitan entre ellos.

Art. 11.- En relación al cuidado del espacio público, los sujetos pasivos especificados en el artículo anterior, están obligados.

1. A pavimentar, conservar en buen estado y reparar, cada vez que sea necesario, los portales y veredas que correspondan a la extensión de la fachada.

2. A iluminar debidamente sus portales con el fin de colaborar con la seguridad y presentación nocturna.

3. A vigilar que en las veredas del inmueble de su propiedad, incluyendo los parterres que queden al frente hasta el eje de la vía, no se deposite basura fuera de los horarios establecidos por el Gobierno Municipal y/o además que la hierba, maleza, monte o similares no desmejoren la presentación de la vía pública o demuestre estado de abandono.

4. Mantener limpia las cercas, verjas o cerramientos de sus solares y las fachadas de los casas o edificios, incluidos los tumbados de los portales, para lo cual deben necesariamente limpiar íntegramente por lo menos dos veces al año; una de las cuales será obligatoriamente en el mes de junio de cada año.

Art. 12.- Las infracciones contra las disposiciones contempladas en el artículo anterior, serán sancionadas con multas mensuales que irán desde 5 hasta 10 dólares americanos, según el grado de inobservancia, su reincidencia y la gravedad de la infracción.

Art. 13.- Los locales comerciales, industriales, y otros, situados en los inmuebles, que se mantengan en abierta rebeldía, esto es que desacaten alguna disposición del Gobierno Municipal, contenida en resolución, acuerdo u ordenanzas, serán clausurados hasta que se subsane el hecho que constituye la contravención, para lo cual intervendrá el Comisario Municipal y procederá de conformidad con el juzgamiento de las contravenciones.

Art. 14.- Es obligación de los propietarios de los inmuebles o de quienes son solidariamente responsables con ellos, a mantener limpia la vía pública correspondiente a la medida de su lindero frontal. Esta obligación no se limitará únicamente a eximirse de arrojar basura a la vía pública, sino de realizar las acciones de barrido correspondiente, para que ésta se mantenga limpia incluyendo cuando sea éste el caso, la cuneta formada entre la vereda y la calle.

Si algún vecinos de los pisos superiores o colindantes deposita basura fuera del lindero frontal que le correspondiese cuidar o controlar, el interesado tiene la obligación de hacer la denuncia correspondiente al Comisario Municipal. Sólo con esta denuncia se exonera de su responsabilidad, siempre y cuando lo haya hecho en forma escrita, y tenga en su poder una copia de la misma con la debida razón de su entrega. Esta obligación estará reglada por las normas que dictará el Gobierno Municipal para regular los horarios, forma y manera de evacuarlos.

Art. 15.- Los vendedores ambulantes tienen la obligación de mantener limpio el sitio donde realicen su actividad comercial, caso contrario no se permitirá la instalación de su negocio. En caso de inobservancia, será sancionado con una multa de 5 dólares.

Art. 16.- Los administradores o propietarios de todo establecimiento comercial, industrial, de comidas, bebidas, etc., deben mantener recipientes apropiados para depositar la basura suficientemente visible en donde todos sus clientes y transeúntes puedan arrojar papeles y desechos.

Art. 17.- Los que por razón de sus negocios se hallaren en necesidad de desalojar o evacuar cortezas o desperdicios orgánicos, están obligados a mantener depósitos higiénicos y con tapa, que puedan fácilmente ser recogidos y vaciados por el servicio de aseo de calles.

Art. 18.- Es prohibido depositar o guardar perentoria o permanentemente en bodegas, tiendas y otros lugares similares, artículos o productos que, por sus emanaciones pestilentes y tóxica, afecten al vecindario y a la ciudad en general.

Art. 19.- Todo establecimiento comercial e industrial con una superficie mayor a 9m2. deberá tener para el uso libre y directo de sus clientes, cuando menos un servicio higiénico compuesto de inodoro y lavabo, en buen estado de funcionamiento, buena iluminación y ventilación, para uso de hombres y mujeres, con adecuaciones apropiadas.

Art. 20.- Los parqueaderos, terminales y las estaciones de expendio de gasolina, tienen obligatoriamente que mantener servicios higiénicos compuesto por lo menos de inodoro y lavabo en perfecto estado de funcionamiento e higiénicamente presentados, con acceso directo a los transeúntes, con una buena iluminación y ventilación, para uso de mujeres y varones, con adecuaciones apropiadas.

Art. 21.- En los parqueos construidos con permiso municipal sobre solares vacíos, gasolineras, comercios, industrias y demás establecimientos de los que se trata en los artículos precedentes, en caso de rebeldía de la obligación ya señalada, podrá ordenarse la clausura si el local incurre en rebeldía por más de 15 días, contados a partir de la notificación hecha por el señor Comisario Municipal. Esta sanción no será levantada sino luego de haberse instalado los servicios higiénicos para la atención del público en general y de los transeúntes.

Art. 22.- Toda persona que sea sorprendida destruyendo servicios higiénicos de un establecimiento público o privado, será detenido por el Comisario Municipal o los policías municipales, y puesto a órdenes del Agente Fiscal, de ser ése el caso, para la correspondiente instrucción fiscal.

Art. 23.- Es absolutamente prohibido satisfacer las necesidades corporales en la vía pública y se considera un agravante cuando se atente al decoro y al respeto que se deba a las damas y niños. Esta infracción será sancionada con la detención del infractor quien será conducido donde el Comisario Municipal el que juzgará al infractor como contraventor.

CAPÍTULO IV

DE LAS OBLIGACIONES DE LAS PERSONAS, EMPRESAS E INSTITUCIONES QUE ORDENAREN TRABAJOS EN LA VÍA PÚBLICA Y DE LOS TRABAJADORES QUE LABOREN EN LAS MISMAS

Art. 24.- Ninguna persona o entidad podrá realizar excavaciones o arreglos en las vía públicas, sin autorización previa del Gobierno Municipal, solicitada con 48 horas de anticipación, a fin de que éste dicte las medidas necesarias para evitar la congestión del tránsito y precautelar la seguridad de peatones y vehículos.

El Comisario Municipal exigirá al interesado que previamente haga un depósito en dinero en efectivo en la Tesorería Municipal, por el valor del trabajo a realizarse, que garantice la ejecución y reparación del mismo. Este depósito será devuelto una vez terminado el trabajo y con el informe favorable de la Comisaría Municipal.

En caso de que no se de cumplimiento a lo aquí dispuesto, los trabajadores de dichas obras serán detenidos.

Art. 25.- Los trabajos en la vía pública deberán efectuarse con la máxima diligencia y previsión posible, en horarios que establezca el Comisario Municipal para evitar obstrucciones prolongadas más allá de lo necesario, y especialmente para evitar daños que puedan afectar a peatones o vehículos y a la ciudad en general.

Art. 26.- Es obligación de quienes solicitaren la autorización para  señalización o solicitar al Municipio, en los que conste claramente el nombre de la entidad que ordena los trabajos y el de la empresa constructora o contratista, si fuese el caso.

Quienes incumplieren en esta disposición, serán responsables solidariamente de los daños y perjuicios ocasionados a terceros.

Art. 27.- Es obligación de la empresa, o dueños de la obra y de los trabajadores que efectuaren los trabajos determinados en este capítulo, la de señalizar visiblemente las zonas de peligro, durante el día y la noche. Quedan prohibidas las señalizaciones con palos, piedras y objetos no adecuados para el efecto.

Art. 28.- Es obligación de las personas por cuenta de quienes se efectúen obras que rompan o dañen la vía pública, el proporcionar la información escrita oportuna al Director de Obras Públicas Municipales.

Art. 29.- El Gobierno Municipal presentará a favor de la ciudad, los respectivos reclamos de ley contra los representantes legales de las personas de derecho público o privado y, contra las personas naturales que incumplan la disposición del artículo anterior y reparará por cuenta de ellos, los daños ocasionados, teniendo además derecho a las indemnizaciones de daños y perjuicios que se deriven de la infracción.

CAPÍTULO V

DE LOS PERMISOS DE OCUPACIÓN DE LA VÍA PÚBLICA. NORMAS GENERALES

Art. 30.- El Comisario Municipal podrá conceder permisos para ocupación de la vía pública, únicamente de acuerdo a las disposiciones establecidas en la presente ordenanza.

Art. 31.- Para expender alimentos preparados en la vía pública, se requerirá además del permiso municipal, el permiso de la autoridad de salud competente, extendido a favor de las personas que manipulen su preparación o expendio.

Es prohibido expender alimentos en la vía pública en forma antihigiénica. En caso que se lo hiciere, se cancelará el permiso de ocupación de vía pública, y además se sancionará por intermedio del Comisario Municipal a los que infrinjan esta disposición con el decomiso de los alimentos y utensilios.

Art. 32.- Los permisos de ocupación de vía pública serán otorgados en formato único, debidamente numerado.

Quedan prohibidas todas las formas de recibos o permisos provisionales. El funcionario municipal que emita formatos diferentes a los establecidos para el control de la vía pública, será sancionado con la cancelación inmediata del cargo y las demás acciones legales correspondientes.

Art. 33.- El plazo para el pago de los permisos será de 48 horas, contadas a partir de la autorización concedida por el Comisario Municipal.

Art. 34.- Los permisos de ocupación de vía pública serán válidos únicamente cuando el valor se encuentre pagado, y, el ingreso certificado en el listado emitido por la Dirección Financiera.

Vencido el plazo correspondiente, se deberá volver a tramitar un nuevo permiso. El Gobierno Municipal no podrá extender permisos por lapsos mayores a un año, pero los usuarios podrán solicitar permiso de ocupación por una o varias semanas, meses, trimestres o semestres, de acuerdo a lo previsto para cada permiso, siempre y cuando la totalidad del tiempo de extensión del permiso no pase de un año calendario. Los valores pagados no serán reliquidados por ninguna circunstancia.

Art. 35.- Los policías municipales verificarán constantemente si la superficie y ubicación de la vía pública ocupada, corresponde a la otorgada en el permiso.

En caso de ocupación de una superficie mayor y/o ubicación distinta a la otorgada en el permiso, se ordenará la cancelación del mismo, con la pérdida automática de los tributos ya pagados.

CAPÍTULO VI

DE LA OCUPACIÓN DE VÍA PÚBLICA PARA CONSTRUCCIONES, REPARACIONES Y DEMOLICIONES DE EDIFICIOS

Art. 36.- Para las construcciones, aumentos, remodelaciones, reparaciones y demoliciones de edificaciones, los propietarios o interesados deberán solicitar previamente al Comisario Municipal un permiso de ocupación de vía pública para depositar o desalojar materiales durante los trabajos correspondientes, así como el permiso respectivo que emite la Dirección de Obras Públicas Municipales, y el Departamento de Planificación. En los permisos se hará constar además el espacio requerido para el depósito de los materiales, el necesario para asegurar el libre y seguro tránsito peatonal y vehicular. Esos permisos pueden ser obtenidos por el número de semanas que se solicite y serán pagados por adelantado.

La tarifa de pago será de cincuenta centavos de dólar por día y por cada metro cuadrado de ocupación. Toda fracción de día, se entenderá día completo; asimismo toda fracción de metro cuadrado se entenderá metro completo.

Art. 37.- Los que ocupen la vía pública sin haber obtenido el respectivo permiso en los primeros dos días hábiles de haber realizado actos de ocupación, serán sancionados con una multa equivalente al doble de la tarifa diaria no pagada y con la paralización de obra, hasta que se cumpla con la obtención del respectivo permiso.

Cuando una construcción se halle paralizada por más de cinco días hábiles, el pago por ocupación de la vía pública será calculado al doble de la tarifa originalmente prevista.

Art. 38.- Para el depósito o desalojo de materiales de construcción por periodos menores de 24 horas laborables, no será necesaria la obtención de permiso alguno, pero deberá observarse en todo caso orden y diligencia en la forma de hacerlo.

Pasado este lapso deberá pagarse una multa equivalente a la tarifa diaria completa.

Art. 39.- Para la ocupación de la vía pública autorizada con el permiso correspondiente, el responsable técnico o interesado en la obra deberá construir pasadizos cubiertos para evitar el peligro a los peatones y conflictos en el tránsito vehicular del sector. El espacio libre para la circulación peatonal deberá tener como mínimo 1 m de ancho por 2.50 m de alto, y será construido con materiales en buen estado y debidamente ubicado en el sector correspondiente a la acera.

Para la protección de los vehículos que se parqueen o circulan frente a las construcciones se exigirá la utilización de lonas de protección en la fachada de los edificios en construcción, reparación, remodelación o demolición..

CAPÍTULO VII

DE LOS ESPACIOS PARA EL ESTACIONAMIENTO DE VEHÍCULOS

Art. 40.- El Departamento de Planificación podrá autorizar, en casos calificados, que una determinada avenida o calle sea destinada a un uso distinto del tránsito de vehículos.

Art. 41.- Los cambios y la señalización correspondiente serán determinados de manera exclusiva por el Departamento de Planificación, si las condiciones de tránsito y transporte así lo determinen.

Art. 42.- El Gobierno Municipal a través del Departamento de Planificación podrá prohibir, por causa justificada y mediante la respectiva señalización, la circulación de todo vehículo o de tipos específicos de éstos, por determinadas vía públicas, ocasionalmente o de manera periódica por días u horas, y por conveniencia del mejor servicio, podrá cerrar en una dirección o totalmente el tránsito, en las calles o carreteras que presenten peligro para la circulación o congestionamiento.

Art. 43.- Todo conductor deberá ceder el paso al peatón en un cruce peatonal demarcado. Las zonas destinadas al cruce de peatones, así como las rampas para discapacitados no podrán ser utilizadas por los vehículos como estacionamientos.

Art. 44.- Prohíbase la circulación de todo vehículo que al transportar materiales o arrastrándolos por la vía, dejare escapar tierra u otras substancias que dañen, manchen o tornen peligrosa la calzada. Para el efecto se utilizarán lonas o carpas de protección. Las cargas grandes deben ser firmemente aseguradas con cadenas u otros dispositivos semejantes. Para el transporte de materias peligrosos deberán adoptarse las normas INEN para el efecto.

Art. 45.- La circulación de todo vehículo que utilice como medio de propaganda alto parlantes o cualquier instrumento capaz de producir ruido, a excepción de los vehículos de emergencia u oficiales, deberán solicitar el respectivo permiso municipal.

Art. 46.- Las carreras de automóviles, motos, bicicletas y vehículos en general, podrán realizarse únicamente previa autorización del Gobierno Municipal, en coordinación con la autoridad deportiva correspondiente.

Art. 47.- El Departamento de Planificación determinará, dentro de la ciudad de Zaruma, los lugares de estacionamiento libres, tarifados o reservados para los vehículos de servicio público, de carga o privado, teniendo en consideración los espacios libres necesarios para no entorpecer la circulación en general.

El Gobierno Municipal tiene competencia para establecer los sitios de estacionamiento denominados como Fijos y Volantes, y el número de vehículos que podrán situarse en cada uno de ellos.

Art. 48.- La circulación de vehículos ilegales (denominados piratas), esto es aquellos que presten servicio sin la respectiva habilitación operacional, la Comisaría Municipal notificará en forma inmediata a la Policía Nacional, la misma que aplicará la ley correspondiente.

Art. 49.- El Gobierno Municipal será responsable de la organización, administración y operación de los servicios que presten las terminales municipales de transporte terrestre.

Art. 50.- El uso de la vía pública para fines extraños al tránsito, tales como: manifestaciones, mítines, exhibiciones, competencias de velocidad pedestres, ciclistas, ecuestres, automovilísticas, deben ser previamente autorizadas por el Gobierno Municipal.

Art. 51.- Para la concesión de espacios de la vía pública reservados para el exclusivo uso de parqueo de vehículos, se deberá obtener el permiso anual previo pago de la tarifa correspondiente. El Departamento de Planificación otorgará estos permiso con sujeción a la planificación efectuada por el Gobierno Municipal y de acuerdo a la direccionalidad de las vías y a los espacios reservados para los paraderos de transporte público.

Art. 52.- Los espacios para parqueaderos para clínicas, hoteles, almacenes y otros establecimientos que requieren espacio de carga y descarga y para quienes justifiquen la necesidad de tener el espacio serán preferentemente concedidos, previa la justificación del caso.

Art. 53.- La señalización de los espacios reservados para parqueaderos deberá estar debidamente presentada con obstáculos en la forma que determine el Departamento de Planificación de color amarillo de hasta 15cm de alto. No es permitido ningún otro tipo de obstáculos. El número de control de permiso de cada espacio será marcado obligatoriamente con claridad en los triángulos de protección. Los espacios en paralelo serán de 6.10 metros de largo por 2.50 metros de ancho. En los lugares donde exista la posibilidad de parquear oblicuamente en 60 grados, las dimensiones de los parqueos serán de la siguientes medidas 5.50 metros de largo por 2.75 metros de ancho.

Si se colocare otro tipo de obstáculos a los anteriormente establecidos, los permisos anuales podrán ser cancelados sin reembolso de ninguna clase. La vigilancia establecida para evitar el estacionamiento de vehículos que no correspondan, serán de cuenta del interesado. Los encargados de realizar esa vigilancia, deberán portar constantemente el permiso de ocupación.

Art. 54.- Los estacionamientos reservados pagarán 5 dólares americanos en concepto de tarifa anual por cada metro cuadrado.

Las cooperativas de transporte pagarán 10 dólares americanos en concepto de tarifa anual, por metro cuadrado.

Prohíbase expresamente el subarriendo de los estacionamientos reservados, produciéndose su cancelación inmediata del permiso concedido por el Gobierno Municipal, con la pérdida del valor pagado por tal concepto, quien infringiere esta disposición.

Art. 55.- Los accesos a garajes privados, no pagarán derecho alguno, pero están obligados a colocar rampas de acceso de varilla metálica móviles, de manera que no impidan el libre tránsito vehicular o peatonal y, además de la limpieza de la acera, la cuneta y la calle.

Art. 56.- El transportista, el propietario del vehículo o el conductor responderán por el daño que ocasionen a la vía pública como consecuencia de la extralimitación en el peso o dimensiones de su vehículo.

Art. 57.- La fiscalización del uso de la vía pública dentro del cantón Zaruma, será ejercida por el Gobierno Municipal a través de la Comisaría Municipal y tendrá como objetivo fundamental, garantizar la calidad de los servicios de uso de la vía pública, así como hacer cumplir las normas establecidas para el efecto, en la forma y condiciones determinadas en la presente ordenanza.

Art. 58.- En el cantón Zaruma, el Gobierno Municipal podrá implementar, contratar o autorizar la colocación de señales de tránsito.

Art. 59.- La Comisaría Municipal tendrá como ámbito de acción el marco conceptual de operación de servicios concesionados de uso de vía pública tales como:

    1. Zonas de estacionamiento libre o tarifado;
    2. Zonas o vías de prohibición de estacionamiento;
    3. Zonas de estacionamiento de buses, taxis y vehículos de carga;
    4. Señalización horizontal y vertical;
    5. Publicidad;
    6. Obras en vías y aceras; y,
    7. Mobiliario urbano.

Art. 60.- La Comisaría Municipal tendrá el poder de convocatoria obligatoria tanto a la propia Comisaría como a la Comisaría Nacional de Policía, a fin de que acudan a resolver situaciones inherentes al control de su ámbito respectivos.

Art. 61.- Los informes de la Comisaría Municipal no serán sujetos de apelación, salvo disposición de la Alcaldía.

Art. 62.- Todos los automotores que circulen dentro del cantón Zaruma deberán estar provistos de partes, componentes y equipos que aseguren que no rebasen los límites máximos permisibles de emisión de gases contaminantes o niveles de ruido establecidos en normas INEN u ordenanzas y resoluciones emitidas por la Unidad Ambiental del Gobierno Municipal.

CAPÍTULO VIII

DE LOS PUESTOS ESTACIONARIOS PARA EXPENDIO DE MERCADERÍAS DIVERSAS

Art. 63.- Se denominan puestos estacionarios los espacios fijos asignados para la ocupación de la vía pública. Se pueden asignar puestos estacionarios para ubicar mercaderías, kioscos, áreas destinadas a vitrinas de exhibición de mercaderías, mesas y sillas de venta, periódicos o revistas, caramelos y productos afines de puestos para ofrecer servicios manuales tales como betunadas de calzado, plastificación de credenciales, venta de loterías y otros semejantes.

Art. 64.- La autoridad municipal dispondrá en base de las disposiciones de la Dirección de Planificación la reubicación en cualquier tiempo de los puestos estacionarios concedidos de acuerdo a la conveniencia del sector y zonas de la ciudad.

Art. 65.- Durante los períodos en los cuales los vendedores ambulantes proliferen en razón de la actividad comercial causada por motivo de determinadas fiestas cívicas y patronales, el metro cuadrado de la vía pública del casco central de la ciudad tendrá un costo de cincuenta centavos de dólar diarios.

CAPÍTULO IX

NORMAS ADICIONALES PARA PERMISOS DE KIOSCOS

Art. 66.- Se denominan kioscos a las casetas metálicas o de madera, situadas en la vía pública que no tengan mecanismos que permitan su propia movilización que se destinen a expendio de productos y servicios. Tendrán el material, medidas, color y forma determinados por el Gobierno Municipal.

Art. 67.- El Director de Planificación entregará al Comisario Municipal el señalamiento de los sectores y lugares exactos en los que podrán otorgar permisos de ocupación para la instalación de kioscos.

Art. 68.- Los permisos serán anuales y correrán a partir de la fecha de otorgamiento. Se establecen las siguientes tarifas anuales:

  • Kioscos instalados en la zona central 60 dólares; y,
  • Kioscos instalados en la zona periférica 30 dólares.

Los pagos serán por anticipado. La mora en el pago causará multa equivalente al doble de la tarifa anual, y, si esta mora fuese por más de 2 meses posteriores a la fecha señalada por el Gobierno Municipal para su otorgamiento, causará automáticamente la cancelación del permiso.

Art. 69.- Todos los kioscos deberán tener señalados claramente en su interior y exterior, el número de control del permiso respectivo, a fin de facilitar la revisión de la policía municipal.

Art. 70.- Las contravenciones a lo dispuesto en el presente capítulo, serán sancionados por el Comisario Municipal, con la cancelación del permiso para ocupar la vía pública y la demolición o incautación del kiosco instalado en el evento de que se lo hubiese construido en el sitio no autorizado.

CAPÍTULO X

NORMAS ESPECÍFICAS PARA EL USO DE ELEMENTOS MÓVILES DESTINADOS A LA VENTA DE PRODUCTOS O SERVICIOS EN LA VÍA PÚBLICA

Art. 71.- Se denominan elementos móviles a los vehículos, motocicletas, triciclos, carretas o carretillas y demás similares que estén destinados para la venta de productos y servicios en la vía pública y que por su diseño de construcción y naturaleza pueden circular o desplazarse por tracción propia o ajena.

Esos elementos móviles pueden obtener o un permiso de rodaje o un permiso de ocupación en la vía pública, según se desplacen continuamente o vayan a permanecer estacionados en un mismo lugar determinado previamente.

Art. 72.- El permiso de rodaje municipal, prohíbe el estacionamiento permanente en determinado lugar, pudiendo detenerse únicamente en forma eventual y temporal y por momentos no prolongados, con el objeto de comercializar los productos o servicios que ofrece.

Art. 73.- Cuando los elementos móviles hayan sido diseñados como tales únicamente para su traslado hacia una ubicación determinada, el interesado deberá obtener un permiso de ubicación de la vía pública.

Art. 74.- Los automotores que se estacionen en la vía pública para exhibir o vender mercaderías, están sujetos a las normas de control establecidas en este capítulo y pagarán 2 dólares diarios.

Esta actividad sólo puede ejercerse dentro de los sectores que el Gobierno Municipal determine expresamente.

Art. 75.- El Gobierno Municipal establecerá los sectores y las ubicaciones para realizar el tipo de concesiones determinadas en el artículo anterior, pudiendo en cualquier momento reubicarlas de acuerdo a las conveniencias del sector y zonas de la ciudad.

CAPÍTULO XI

DE LOS PUESTOS ESTACIONARIOS PARA LA VENTA DE SERVICIOS BÁSICOS Y MÁS

Art. 76.- Los postes de alumbrado eléctrico, telefónico, televisión y otros, pagarán por año 8  dólares por cada poste;

Art. 77.- Los armarios de redes telefónicas que deberán tener un máximo de 1metro por 0.40metros, y pagarán 40 dólares por cada uno al año.

CAPÍTULO XII

DE OTRAS FORMAS DE OCUPACIÓN DE LA VÍA PÚBLICA

Art. 78.- Los parlantes ubicados en el exterior de un edificio constituyen una forma de ocupación de vía pública y serán decomisados con orden del Comisario Municipal, a la simple denuncia escrita de un vecino o por informe de la policía municipal.

Se prohíbe el uso de altoparlantes en el casco central de la ciudad, de infringirse esta disposición el altoparlante será decomisado por el Comisario Municipal.

Los altoparlantes decomisados serán devueltos una vez pagada la multa de 20 dólares con la condición de que no volverán a ser instalados.

Art. 79.- Queda absolutamente prohibido la instalación de fogones o braseros en la vía pública, La única sanción establecida es el decomiso de los utensilios.

Art. 80.- Se prohíbe a los dueños de talleres y mecánicas automotrices arrojar a la vía pública y alcantarilla residuos de aceites u otras sustancias tóxicas.

Art. 81.- Se prohíbe incinerar neumáticos u otros materiales inflamables o explosivos en las carreteras y demás vías públicas del cantón Zaruma.

Art. 82.- Todo animal muerto encontrado en la vía pública será incinerado de inmediato por el personal de obreros municipales, bajo la coordinación del Comisario Municipal, en el lugar que se fije para el efecto. Y en caso de que el animal se encuentre deambulando por las calles de la ciudad será retenido y devuelto a su dueño previo el pago de una multa de 10 dólares.

Art. 83.- Cuando el evidente estado de abandono de un inmueble o solar, impida de alguna manera el libre tránsito vehicular o peatonal u ofrezca peligro inminente de causar daños a peatones o vehículos, el Gobierno Municipal citará a quien conste como propietario en el catastro municipal. De no comparecer el citado, el Alcalde ordenará a la Dirección de Obras Públicas para que subsane el peligro, levante la obstrucción o proceda a demoler el edificio. Los costos de esta reparación doblados, serán cobrados al propietario por vía coactiva, pudiendo llegar al remate público del inmueble.

Art. 84.- Los solares sin cerramientos o que estuviesen en evidente estado de abandono, o los que teniendo cerramiento estén afectando al vecindario porque obstruyen el libre tránsito, perjudicando la salud en razón de los olores que emane por que está siendo ocupando para fines indebidos o por la maleza o por la inseguridad que se deriva, será sancionado el propietario por concepto de multa con la cantidad de 1 dólar por cada metro lineal frente al solar.

Esta multa será mensual e indefinida desde la notificación realizada mediante las boletas adheridas en la pared inmediata colindante hasta que el solar tenga cerramiento y esté debidamente cuidado

Art. 85.- Cuando hubiese un levantamiento de pared o construcción sobre la vía pública, el Inspector de vía pública o Inspector de Construcciones, deberá de inmediato reportar al Comisario Municipal, para que una vez que se haya constatado la infracción por la Dirección de Obras Públicas, se disponga la demolición correspondiente, la misma que debe ser realizada en un plazo máximo de ocho días. Quien sea encontrado como directamente responsable, reembolsará al Gobierno Municipal, el doble de los gastos causados.

Art. 86.- Cuando sin permiso del Gobierno Municipal se procediera a obstaculizar una vía pública por razones de festejos, juegos de pelota o similares, la policía municipal está obligada a acudir a despejar el obstáculo y dejar libre la calle.

Art. 87.- Es terminantemente prohibido a las personas construir los denominados “vigilantes o policías acostados“, obstaculizando la vía pública con estructuras de cemento, asfalto o similares. Quienes hayan instalado estos obstáculos en la vía pública en forma indebida, serán sancionados con el costo de la reparación y será destruido dicho obstáculo.

CAPÍTULO XIII

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 88.- Solo el Alcalde de la ciudad puede otorgar permisos ocasionales para ocupar la vía pública en circunstancias especiales, tales como exhibiciones de pintura, festivales barriales, etc.

Estos permisos serán gratuitos o pagados según el juicio del Alcalde.

Art. 89.- Cuando se tratara de actividades ocasionales netamente comerciales, tales como circos, ferias o parques de recreación que se vayan a presentar en sectores que afecten la libre circulación u obstruyan u ocupen la vía pública, el Alcalde de la ciudad, establecerá obligatoriamente el valor del permiso que deberá pagar quien solicite el permiso ocasional y arbitrará las medidas que precautelen la responsabilidad de los concesionarios, en cuanto al aseo y daño que puedan causar a la vía pública.

Estas tarifas deben ser proporcionales al volumen del negocio, al precio de la entradas, al período de funcionamiento o a otros elementos de juicio indicativos de la potencialidad comercial que se podría alcanzar.

CAPÍTULO XIV

DEL OTORGAMIENTO DE PERMISO

Art. 90.- Los permisos de ocupación de vía pública serán otorgados previa solicitud en formulario numerado por derechos administrativos emitido por el Gobierno Municipal. Estos formularios serán aceptado o negados por el Comisario Municipal, de cuya decisión se puede apelar ante el Alcalde del cantón, cuya decisión será inapelable.

Es responsabilidad del inspector de vía pública verificar que se cumplan con las disposiciones de esta ordenanza.

Las solicitudes serán devueltas con el sello de “negadas“.

Las solicitudes aceptadas causarán avisos de pago para el solicitante y para la Dirección Financiera. Sólo la cancelación de los valores respectivos perfeccionará el otorgamiento del permiso.

La Dirección Financiera emitirá información estadística al Alcalde en forma trimestral, sobre los ingresos que obtenga el Gobierno Municipal por derecho de ocupación de vía pública.

CAPITULO XV

DE LAS SANCIONES Y JUZGAMIENTO

Art. 91.- Se sancionará con multas de 10 a 20 dólares americanos, lo siguiente:

  1. No cumplir lo estipulado desde el numeral 3 hasta el numeral 11 del Art. 6 de la presente ordenanza;
  2. No cumplir o infringir lo estipulado en los artículos 14, 26, 27, 28, 44, 45, 50, 55, 80 y 81 de la presente ordenanza.
  3. Abandonar el vehículo de transporte público en sitios no destinados o prohibidos por el Gobierno Municipal o autoridad competente.
  4. Impedir la labor o faltar de palabra u obra al Comisario Municipal.
  5. Dejar de cumplir el aviso, oficio u orden emitida por el Gobierno Municipal.
  6. Alterar los sitios de estacionamiento establecidos.
  7. Desviarse de la ruta o interrumpirla sin motivo justificado.

Art. 92.- La reincidencia será castigada con el doble de la sanción impuesta.

Art. 93.- La aplicación de las sanciones correspondientes a las infracciones por mal uso de la vía pública con los vehículos se hará mediante un proceso iniciado por auto de infracción elaborado por la Comisaría Municipal, el mismo que contendrá:

a)   Nombre de la empresa de transporte o conductor;
b)   Número de placa del vehículo;
c)   Descripción de la infracción cometida;
d)   Firma del Comisario Municipal;
e)   Fecha de Notificación.

Art. 94.- La notificación del auto de infracción, firmado por el Comisario Municipal, se efectuará y entregará la copia personalmente al infractor (si no se encuentra, se colocará en el parabrisas), ya sea al conductor o al representante legal de la Cooperativa de Transporte, o dueño de vehículo, quienes deberán firmar la copia del auto de notificación, de negarse a firmar, lo hará un testigo o el Policía Municipal.

Las recaudaciones por concepto de multas se harán a través de la emisión de títulos de crédito, y en caso de que no se cancelen los mismos, se los hará efectivos mediante el juicio coactivo pertinente.

Art. 95.- En caso de cancelación, se emitirá el respectivo comprobante de pago, el mismo que será cancelado en la Tesorería Municipal, en el plazo máximo de 24 horas contado a partir de la fecha de notificación. De no ser cubierto en el plazo indicado se aplicarán los intereses legales correspondientes.

Art. 96.- Las resoluciones que emita el Comisario Municipal sancionando las infracciones consideradas, podrán ser apeladas ante el señor Alcalde del Gobierno Municipal, en el plazo de tres días contados a partir de la notificación del auto suscrito por el Comisario Municipal. La decisión del señor Alcalde será inapelable en la vía administrativa.

Art. 97.- De ser necesario el Comisario podrá colocar los denominados inmovilizadores en las ruedas de los vehículos, los mismos que no podrán ser retirados sino una vez cancelada la multa impuesta al infractor.

Art. 98.- Concédase acción popular para la denuncia de las infracciones a esta ordenanza.

Art. 99.- El Gobierno Municipal no reconoce ningún derecho adquirido en la ocupación de la vía pública.

Art. 100.- Prohíbase el arrendamiento o traspaso y cualquier otro contrato o negocio entre particulares, sobres los espacios de la vía pública.

Art. 101.- Quedan derogadas todas las disposiciones que mediante ordenanzas, reglamentos, acuerdos y resoluciones se opongan a la presente.

Art. 102.- La presente ordenanza entrará en vigencia a partir de su publicación en el Registro Oficial

Dado en la Sala de Sesiones del I. Municipio de Zaruma a los veintiún  días del mes de agosto del año dos mil tres.

LO CERTIFICO:

  Prof. Norman Astudillo Ordóñez                     Prof. Rodrigo Zambrano Toro
ALCALDE DEL CANTÓN ZARUMA                    SECRETARIO MUNICIPAL

 

SECRETARIA DEL GOBIERNO MUNICIPAL DE ZARUMA

El infrascrito Secretario Municipal, certifica que en las Sesiones Ordinarias del 14 y 21 de agosto del 2003, El I. Concejo Cantonal de Zaruma aprobó la Ordenanza cuyo texto antecede.

Zaruma, viernes 22 de agosto del 2003

Prof. Rodrigo Zambrano Toro
 SECRETARIO MUNICIPAL

 

VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO MUNICIPAL DE ZARUMA

Zaruma, lunes 25 de agosto del  2003.- Las 14h30

La Ordenanza Municipal ha sido aprobada por el Concejo Cantonal en dos Sesiones distintas celebradas en los días 14 y 21 de agosto del 2003, por lo que con fundamento en los artículos 127, 128 y 129 de la Ley de Régimen Municipal, se ordena remitir tres ejemplares suscritos por el Vicepresidente y el Secretario, al señor Alcalde del Concejo para su sanción.

Lcdo. Fabián Astudillo Román
        VICEPRESIDENTE  

Proveyó y firmó el Decreto que antecede el señor Lcdo. FABIÁN ASTUDILLO ROMÁN, Vicepresidente del Gobierno Municipal de Zaruma, en la ciudad de Zaruma a las 15h00 de hoy miércoles 27 de agosto del 2003.

Prof. Rodrigo Zambrano Toro
 SECRETARIO MUNICIPAL

 

SECRETARÍA DEL GOBIERNO MUNICIPAL DE ZARUMA

El infrascrito Secretario Municipal, Certifica:

Que la Ordenanza DE REGULACIÓN Y CONTROL DE LA VÍA PÚBLICA PARA EL CANTÓN ZARUMA, cuyo texto antecede, fue discutida y aprobada por el I. Concejo Cantonal de Zaruma en las Sesiones Ordinarias del 14 y 21 de agosto del 2003.

Zaruma, 28 de agosto del 2003

Prof. Rodrigo Zambrano Toro
 SECRETARIO MUNICIPAL

DILIGENCIA:

En la ciudad de Zaruma, a los veintinueve días del mes de agosto del año dos mil tres, notifiqué con el Decreto que antecede al señor NORMAN ASTUDILLO ORDÓÑEZ, Alcalde del Gobierno Municipal de Zaruma, en persona, a quien le entregué los tres ejemplares debidamente certificados de la Ordenanza Municipal DE REGULACIÓN Y CONTROL DE LA VÍA PÚBLICA PARA EL CANTÓN ZARUMA, cuyo texto antecede, cumpliendo  así con lo dispuesto en el Artículo 128 de la Ley de Régimen, para constancia firma.-  Lo certifico.

 Prof. Norman Astudillo Ordóñez                     Prof. Rodrigo Zambrano Toro
ALCALDE DEL CANTÓN ZARUMA                     SECRETARIO MUNICIPAL

 

ALCALDÍA DEL GOBIERNO MUNICIPAL  DE ZARUMA

Zaruma, 03 de septiembre del 2003

Sanciono la Ordenanza Municipal, DE REGULACIÓN Y CONTROL DE LA VÍA PÚBLICA PARA EL CANTÓN ZARUMA, que antecede, por haberse observado el trámite legal y por estar de acuerdo con la Constitución y las Leyes, como dispone el Artículo 129 de la Ley de Régimen Municipal.

Por haberse observado los trámites legales pertinentes, remítase la presente Ordenanza al Registro Oficial para su publicación.

Prof. Norman Astudillo Ordóñez
ALCALDE DEL CANTÓN ZARUMA

Proveyó y firmó la providencia con la que sanciona la Ordenanza DE REGULACIÓN Y CONTROL DE LA VÍA PÚBLICA PARA EL CANTÓN ZARUMA, el señor NORMAN ASTUDILLO ORDÓÑEZ, Alcalde del Gobierno Municipal de Zaruma, hoy miércoles a las 11h00.  Zaruma, tres de septiembre del año dos mil tres.

Prof. Rodrigo Zambrano Toro
SECRETARIO MUNICIPAL

EJECÚTESE Y PROMÚLGUESE.-  Zaruma, a 04 de septiembre del 2003

 Prof. Norman Astudillo Ordóñez                   Prof. Rodrigo Zambrano Toro
ALCALDE DEL CANTÓN ZARUMA                     SECRETARIO MUNICIPAL

CERTIFICO: Que la presente es fiel copia de su original, que reposa en los archivos de la Secretaría Municipal a mi cargo.

Prof. Rodrigo Zambrano Toro
 SECRETARIO MUNICIPAL